EV SSL

El Primer Portátil de Pantalla Dual: Lenovo Yoga Book C930 Deja tu comentario

Yoga Book C930 de Lenovo Poster 2

Los dispositivos de concepto experimental rara vez ven la luz del día. Una excepción a esa tendencia es el Yoga Book C930, una nueva propuesta de Lenovo que quiere ser mucho más que un dispositivo “2-en-1”.

Este nuevo Yoga Book no solo espera reemplazar a tu computadora portátil y a tu iPad, sino que también quiere que abandones tu digitalizador Kindle y Wacom, todo en un solo dispositivo de $1,000 dólares. En adición a la pantalla regular, una nueva pantalla “e-ink screen”alimenta toda esa nueva funcionalidad, simplificando todo en un solo lugar en vez de un teclado físico. Es sin duda innovador, pero, ¿será algo que te gustaría usar día tras día?

¿QUÉ PASÓ CON EL TECLADO?

El Yoga Book C930 no es el primero de su tipo. Su predecesor, el Yoga Book original, fue otra computadora portátil experimental lanzada por Lenovo en EL 2015, y esta nueva propuesta sigue sus pasos. El Yoga Book C930 es de color gris oscuro, increíblemente delgado, y tiene un toque de personalidad gracias a la ahora icónica bisagra ‘watchband’ de la marca. Es una computadora portátil tan elegante como podríamos esperar. Sin embargo, su interior no tiene nada que ver con su predecesor, ni con la mayoría de productos similares.

De hecho, te darás cuenta de que es algo diferente tan pronto cuando lo abres. Debido a su perfil delgado de solo 0.39 pulgadas (que es solo 0.06 pulgadas más grueso que solo la porción de tableta del Surface Pro 6), es difícil de abrir con una mano. Así que, en lugar de hacer palanca con las uñas, Lenovo ha diseñado una función llamada “knock-knock”, que utiliza la polaridad inversa de los imanes para abrirla con un suave golpe en el borde de la tapa. Puede sonar tonto, pero es útil.

Una vez abierta, serás recibido por dos pantallas de 10.8 pulgadas. Tiene una pantalla LCD convencional en la parte superior y una pantalla “e-ink screen” donde debería estar el teclado. Puedes usar la pantalla del teclado en tres modos diferentes: como un teclado regular, un lector electrónico, o un dispositivo de toma de notas digitales.

Yoga Book C930 de Lenovo 4

Yoga Book C930 de Lenovo 3

Yoga Book C930 de Lenovo 1

El Yoga Book C930 es un poquito más pesado que el original, aunque todavía es de solo 1.71 libras. Eres más liviano que el Samsung Notebook 9, lo que lo convierte en el portátil más liviano hasta el momento.

El dispositivo cuenta con sólo un puñado de puertos y botones: dos puertos USB-C 3.1, un botón de encendido y un control de volumen. Puedes cargarlo desde cualquiera de los puertos USB-C, que están convenientemente ubicados a ambos lados, y ofrece funcionalidad LTE. Sin embargo, no tiene un conector para audífonos, lo que es bastante inconveniente para un dispositivo que se supone que funciona como una computadora portátil.

UNA NUEVA MANERA DE ESCRIBIR

Como dijimos, el nuevo Yoga Book C930 no tiene teclado. En su lugar, la pantalla ‘e-ink screen’ utiliza un teclado digital, y aunque es diferente en naturaleza, escribir en el Book no se siente tan diferente de hacerlo en un iPad. Te dará un poco de retroalimentación háptica, así como algunas animaciones y sonidos, pero esta no es la superficie de escritura revolucionaria que podría ser.

Yoga Book C930 de Lenovo 8

Escribir presenta varios problemas. El primero, por supuesto, es que no se puede decir dónde termina una tecla y dónde empieza la otra. La escritura táctil simplemente no es realista. Incluso después de pasar horas y horas escribiendo en el dispositivo, no pudimos escribir con precisión sin mirar hacia abajo. Por otra parte, la retroalimentación háptica, que tiene tres niveles de fuerza, se siente un poco apagada. En su nivel más bajo, es tan sutil que no puedes sentirla, mientras que los niveles más fuertes son demasiado altos, haciendo vibrar todo el dispositivo sobre la mesa.

El segundo problema es el diseño. El hecho de no tener las teclas donde las esperamos espacialmente hace que sea aún más difícil sentirse seguro con respecto a dónde van los dedos al escribir. El teclado predeterminado es el “Modo Clásico”, que minimiza las teclas y añade un pequeño panel táctil en la parte inferior. Encontramos este modo particularmente difícil de escribir. Sugerimos el “Modo Moderno”, ya que hace que las teclas de letras sean más grandes, pero corta las teclas externas como Tab y Caps Lock.

Si prefieres no utilizar el teclado del Yoga Book C930 durante largos períodos de tiempo, puedes conectar un teclado y un mouse regular a través de USB o Bluetooth, aunque eso contradice el objetivo de la portabilidad. Si decides hacerlo, se puede voltear la parte inferior del dispositivo fácilmente para sostener la pantalla gracias a la bisagra 360 y la falta de un teclado físico.

Si bien el teclado es un problema, el Yoga Book C930 ofrece un excelente soporte de lápiz digital, y puedes escribir directamente en la pantalla inferior. El stylus incluido tiene 4,096 niveles de sensibilidad a la presión para que coincida con el Microsoft Surface Pen, lo que brinda una experiencia de escritura muy fluida, y a diferencia de la mayoría de los modelos 2 en 1, el lápiz se siente como una parte integral del paquete Lamentablemente Lenovo ha dicho que el lápiz no será incluido en cada configuración.

Yoga Book C930 de Lenovo 9

Por último, el Yoga Book C930 incluye un escáner de huellas dactilares con infrarrojos ubicado en la parte superior derecha, y encontramos que capturó y leyó las huellas digitales con precisión.

DOS PANTALLAS DIFERENTES

La pantalla principal ha dado un gran salto desde el Yoga Book original. Esta vez tiene una pantalla LCD de 10.8 pulgadas con una resolución de 2,560 x 1,600. La pantalla más grande es útil en todos los escenarios, incluso con los grandes marcos alrededor del panel. Cuando llevamos nuestro colorímetro, se confirmaron nuestras impresiones iniciales del dispositivo. Esta es una excelente pantalla.

La pantalla del Yoga Book C930 es de primera línea. Tiene una gama de colores sorprendentemente amplia, que abarca el 88 por ciento del espacio de color Adobe RGB. Eso es mejor que muchas pantallas de portátiles que probamos, ya sea Surface Go, Surface Pro 6 o incluso Dell XPS 13. Hablando de colores, el C930 también es extremadamente preciso, lo que significa que los colores se reproducen en la pantalla en el la forma en que estaban destinados a ser. La pantalla es nítida, clara, y perfecta para ver videos, gracias a su alta relación de contraste y negros profundos.

El segundo panel, la pantalla de tinta electrónica “e-ink screen” en blanco y negro, no es de tan alta resolución. Una de nuestras mayores quejas es que no está retroiluminada, lo que significa que escribir en la oscuridad es casi imposible.

Para el audio, el Yoga Book tiene un conjunto decente de altavoces con Dolby Atmos. La rejilla está colocada ambos lados en de la mitad inferior del dispositivo, apuntando hacia afuera. Funcionan bien para una computadora portátil pequeña, pero necesitarás una bocina externa si quieres un mejor sonido.

TAN CAPAZ COMO CUALQUIER COMPUTADORA PORTÁTIL

Aunque es pequeño, el Yoga Book C930 tiene una versión completa de Windows 10 Home, lo que significa que puede hacer las mismas tareas que cualquier otra computadora portátil. Cuenta con un procesador Core i5-7Y54, una CPU de doble núcleo de séptima generación de Intel. El procesador es lo suficientemente rápido para las tareas para las que se diseñó esta computadora: navegación web en varias pestañas, videos y edición de documentos.

En comparación con otras máquinas con el mismo procesador, como el Pixelbook o el MacBook de 12 pulgadas, el Yoga Book C930 maneja bien el chip y ofrece un rendimiento similar en pruebas de la vida real, como la codificación de video.

Yoga Book C930 de Lenovo 2

Yoga Book C930 de Lenovo 10

La configuración básica comienza con 128 GB de almacenamiento SSD, pero puede aumentarse a 256 GB. Lenovo lo enumera como un SSD NVMe PCIe, pero las velocidades de lectura y escritura parecen más cercanas a una unidad SATA drive. Y aunque eso no es lo que nos gusta ver en una computadora portátil de $1,000 dólares, la descarga, la instalación y la ejecución de archivos se sintieron con la suficiente facilidad en el uso diario como para no notar una diferencia real.

¿TE GUSTAN LOS JUEGOS? MALAS NOTICIAS

El Yoga Book C930 usa una tarjeta gráfica integrada (Intel HD Graphics 615), lo que significa que no debes esperar mucho rendimiento en los juegos. En nuestra prueba, cuando intentamos ejecutar Fortnite, no pudimos jugar sin reducir significativamente la resolución de la pantalla o la configuración de gráficos. Tuvimos que bajar el modo de rendimiento de Rocket League  para obtener más de 40 FPS. Más importante aún, no se pueden presionar varias teclas al mismo tiempo, por lo que acelerar y girar simultáneamente no funciona.

Los juegos casuales descargados de Microsoft Store pueden llenar el vacío si Candy Crush o Minecraft son más de tu estilo, pero eso es todo. No es una portátil para juegos.

CASI UN DÍA COMPLETO DE BATERÍA

Al igual que con cualquier dispositivo ultraportátil, la duración de la batería debe ser una de las características más sólidas. En este caso, el rendimiento es suficientemente bueno, pero no estelar.

Lenovo afirma que esta computadora portátil puede manejar hasta ocho horas de uso general, pero en nuestra prueba de navegación web, el Yoga Book llegó a poco menos de siete horas. Eso es considerablemente mejor que el Surface Go, pero no alcanza las nueve horas y media del Surface Pro 6. Cuando vimos videos duró poco más de nueve horas, en comparación con las catorce horas del Surface Pro, lo que es una gran diferencia.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.