EV SSL

Excelentes mascarillas caseras para el cuidado de tu rostro Deja tu comentario

El cuidado del rostro es parte fundamental en la vida de muchas personas. La piel de la cara es la parte más sensible ya que siempre está en contacto con el ambiente. La contaminación expuesta, disminuye las cantidades de vitamina E,  C y oxígeno. Por ello, utilizar una vez a la semana una mascarilla proporcionará luminosidad, sin rastros de impurezas y así contrarrestar la falta de hidratación, exceso de grasa o un tono apagado. Las mascarillas faciales tienen excelentes beneficios como: purificar al instante, mantener la piel joven y ayuda a oxigenar el rostro.

Las mascarillas naturales tienen muchos componentes generosos para nuestra piel además de ser muy económicas, ya que casi TODO lo que encuentres en tu casa/cocina te lo podrás aplicar como: pepino, huevo, aceite de oliva, azúcar como exfoliante, aguacate… Hay que tener en cuenta, que por ser a base de productos naturales tienden a dañarse más rápido por lo que es necesario hacer solo la cantidad adecuada.

Existen numerosos tipos de mascarillas para la piel: Calmantes, purificantes, iluminadoras hidratantes, con múltiples beneficios para cada tipo de piel y necesidad.  Por esta razón,  se vuelve tedioso encontrar una que se adapte a tu tipo de piel y necesidad. Por ello, te explicaremos cuales son las mejores para cada tipo de piel, cuáles son sus beneficios y como prepararlas!

Resultado de imagen para mascarilla de huevo 1000x1000

PARA PIEL SECA:

Se caracterizarse por ser extremadamente fina, además de presentar poros cerrados, opacidad, áspera y tirante, debido a su elevada falta de elasticidad. Generalmente se escama por no tener el agua necesaria como almacenamiento y por no producir la cantidad de lípidos naturales necesarios para la piel. Siempre es importante evitar el uso de productos para el cuidado cutáneo que contengan componentes irritantes, como perfumes y colorantes.

Mascarillas para piel seca

  • Mascarilla de aguacate:

Previene y combate el acné. Brinda luminosidad y suavidad. Elimina las impurezas. Protege de los rayos UV. Hidrata profundamente. La conserva radiante y bonita. Combate las manchas y cicatrices.

Resultado de imagen para aguacate 1000x1000

Ingredientes: 1 aguacate. 1 cucharada de aceite de oliva

Preparación: Cuando tengas el aguacate muy maduro, evita botarlo. Más bien quítale la pulpa y machácala hasta lograr un puré. Luego, incorpora la cucharada de aceite de oliva y continúa mezclando.

Modo de uso: Aplícala en el rostro con la ayuda de un pincel o en caso de no tener, con los dedos, cubre por completo pero deja los párpados y el contorno de los ojos libres. Deja que actúe durante 20 minutos y lava con agua fría. Si fuera necesario, repite este mismo procedimiento dos veces a la semana o cada siete días.

 

  • Mascarilla de huevo:

Hidrata tu rostro. Dile adiós a las horribles arrugas. Libera tu cutis de las impurezas. Reduce las bolsas en los ojos.

Ingredientes: 1 yema, 1 cucharadita de aceite de oliva, 1 cucharada de miel de abeja

Preparación: En un recipiente pequeño coloca todos los ingredientes y mezcla muy bien con una cuchara o espátula.

Modo de uso: Con el rostro previamente lavado y húmedo, aplica la mascarilla y deja que actúe durante 15 minutos. Al finalizar el periodo deberás lavar con agua tibia y enjuagar con agua fría.

 

  • Mascarilla casera de almendras y miel:

Se debe resaltar que la miel posee minerales como potasio y calcio, nutrientes que ayudan a regenerar el colágeno de tu piel, por lo que previene el envejecimiento prematuro. Mantien

Resultado de imagen para almendras 1000x1000e tu rostro libre de espinillas.

Ingredientes: 2 yemas de huevo, 2 cucharadas de agua caliente, 4 cucharadas de almendras pulverizadas, 1 cucharada de miel de abeja

Preparación: En un recipiente coloca las almendras junto con la miel y las yemas de huevo. Mezcla y añade el agua. Continua mezclando hasta que se forme una suave pasta.

Modo de uso: Aplica con un pincel sobre el rostro y el cuello y deja que actúe durante 30 minutos. Humedece luego tus manos con agua y masajea la piel con movimientos circulares. Luego de unos segundos, enjuaga con agua fría para retirar la mascarilla en su totalidad.

PARA PIEL GRASA:

Se caracteriza por tener un aspecto oleoso así como por la formación de brillos en la zona T del rostro, la presencia de granitos y puntos negros. Es un tipo de piel con tendencia a tener acné, el cual se produce por una acumulación de sebo en determinadas partes de la cara. Con lleva una menor probabilidad a secarse, exceptuando el caso de lavados excesivos.

Mascarillas para piel grasa:

  • Mascarilla de patata, leche, pan y limón:

Las patatas contienen mucha agua y por ello hidratan la piel. Junto con la leche y el pan actuarán como suavizantes de la dermis. Además, el limón es antiséptico y reduce las infecciones causadas por los granitos.

Ingredientes: 1 patata. 2 cucharadas de leche (20 ml). 2 cucharadas de miga de pan (20 g). ½ cucharada de jugo de limón (5 ml)

Preparación: Pela la patata, córtala en cubos y cocínala con agua. Cuando esté cocida cuela y haz una especie de puré. Mezcla el puré de patata con la leche, el limón y las migas de pan y obtén una crema suave.

Modo de uso: Lava bien el rostro con agua tibia. Cuando esté a temperatura ambiente, aplica en la cara y deja actuar, como mínimo, 20 minutos. Enjuaga con abundante agua fría.

  • Mascarilla de avena y albahaca:

La avena es una excelente exfoliante y si la combinamos con hojas de albahaca, el resultado es un rostro limpio, fresco y sin grasa. Sin dudas, una mezcla perfecta que puedes disfrutar 2 o 3 veces por semana.

Resultado de imagen para avena 1000x1000

Ingredientes: 1 puñado de hojas de albahaca fresca. 2 cucharadas de copos de avena (20 g). ½ taza de agua (125ml)

Preparación: Lava bien las hojas de albahaca fresca. Coloca en el vaso de la licuadora. Agrega los copos de avena y el agua. Mezcla bien para que se forme una crema consistente (puedes añadir más agua o más avena si es necesario).

Modo de uso: Aplica en el rostro, ya limpio y seco, con movimientos circulares. Deja actuar 20 minutos y enjuaga suavemente con agua tibia. Coloca una crema hidratante al terminar.

 

 

Ya que sabes cuál es la mascarilla adecuada para tu tipo de piel.

¿Qué esperas para aplicarte una?

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.