EV SSL

Rutinas que pueden ayudarte a reducir el estrés 1

Rutinas que pueden ayudarte a reducir el estrés

En el día, nos encontramos con numerosos factores que nos provocan grandes niveles de estrés y nos afectan en nuestro rendimiento y en la toma de decisiones. Las prisas, el barullo en la ciudad, la rutina y el estar siempre pensando en mil cosas a la vez nos provocan dolores musculares; debilidad, somnolencia e hipertensión entre otras muchas enfermedades.

Sin embargo, controlar el estrés no es sencillo; pero se debe llevar a cabo una serie de rutinas que ayuden a controlarlo o eliminarlo.

Rutinas para controlar el estrés

  1. Levántate con tiempo de sobra; las prisas antes del trabajo son negativas porque te obligan a estar pendiente del uso de cada minuto. Levantarte sin prisa te ayuda a disfrutar más del desayuno.
  2. Realiza ejercicio; ya sea después de levantarte o por la tarde, practicar ejercicio te ayudará a aliviar el estrés; aporta sensación de bienestar y produce endorfinas. Si no eres activo puedes optar por la meditación o el yoga.
  3. Mantén tu hogar y tu espacio de trabajo igual que tu mente; ordenado y despejado de suciedad. Un ambiente cómodo te provoca estar más relajado y tranquilo
  4. Asume tus obligaciones diarias de la mejor manera posible; cada obstáculo o dificultad debe verse como un reto con una solución, como una situación que podrás resolver a medida que trascurra el día y no como una causa perdida; ya que esto te hará empezar a sentir ansiedad y sin embargo si las resuelves de manera calmada tu estado anímico también se mantendrá estable.
  5. Socializa y habla; no existe mejor remedio que rodearte de personas que te provocan un estado positivo de relajación; cuéntales tus preocupaciones y llegar  a una forma común de resolverlas usando una mentalidad positiva.
  6. Tome suficiente agua en el día.
  7. Trabajar de forma consciente; ser consciente de lo que hago mientras lo hago. ser más atento  de mi respiración y estado corporal para volver a un lugar de equilibrio desde el que dar lo mejor de mi.

El estrés reduce tu cerebro

Todos sabemos que vivir bajo estrés tiene consecuencias emocionales -incluso físicas- graves. El estrés reduce el volumen de materia gris en las áreas del cerebro encargadas del autocontrol.

Así que el estrés que experimentas actualmente va a hacer que te sea más difícil tratar con el estrés futuro ya que disminuye tu capacidad de tomar el control de la situación, manejar tu estrés e impedir que las cosas se descontrolen. Por esto debes reducir tus niveles de estrés. Sólo necesitas tomártelo como una prioridad importante. Cuanto antes empieces a controlar tu estrés efectivamente, menos probabilidad habrá de que cause daños en el futuro.

Afortunadamente la plasticidad del cerebro permite que se moldee; cambie y reconstruya las zonas dañadas a medida que practicas nuevos comportamientos. Por lo que implantando técnicas para aliviar el estrés puedes entrenar a tu cerebro para manejarlo con mayor eficacia y disminuir sus consecuencias en el futuro.

Factores más importantes que se deben trabajar para controlar mejor el estrés

1. Aprender a decir no

Negarse a las cosas que no se quieren es sin duda un reto importante para muchas personas. “No” es una poderosa que no deberías evitar decir. Decir no a un nuevo compromiso honra a tus compromisos ya existentes y te da la oportunidad de cumplirlos todos con éxito. Te relaja de tener compromiso que no deseas hacer y mantiene tu ansiedad a raya.

2. Neutralizar a la gente tóxica

Tratar con personas difíciles es frustrante, agotador, y muy estresante. Puedes controlar las relaciones con estas personas teniendo tus sentimientos bajo control. Cuando tengas que hacer frente a una persona tóxica, aborda la situación racionalmente.

Identifica tus propias emociones y no permitas que la ira o la frustración alimente el caos. Además -y aunque cueste- ten en cuenta el punto de vista de la persona tóxica porque así podrás encontrar soluciones y puntos en común. Eso sí; nunca olvides tomártelo con la cautela que merece. No permitas que la persona tóxica te hunda.

3.Poner las cosas en perspectiva

Nuestras preocupaciones vienen de nuestra propia percepción sesgada de los acontecimientos. Así que antes de dedicar demasiado tiempo pensando en qué dijo tu jefe en la última reunión de personal; tómate un minuto para poner la situación en perspectiva.

Sino sabes cuándo hacerlo; intenta buscar indicios de que tu ansiedad no es proporcional al factor de estrés. Si piensas cosas cosas como“Todo va a salir mal” o “Nada va a funcionar” es cuando necesitas replantear la situación. Una gran manera de corregir este patrón de pensamiento improductivo es enumerar las cosas específicas que realmente no salen bien o no funcionan. Lo más probable es que llegues solamente a 1 o 2 cosas. La clave para mantener la calma es recordar que tus sentimientos están exagerando la situación y que te estresarás si sólo tú lo permites.

4. Desconectar

La tecnología permite la comunicación constante y la idea de que deberías estar disponible las 24 horas del día los 7 días de la semana. Es extremadamente difícil disfrutar de un momento libre de estrés fuera del trabajo; cuando un correo electrónico cambiará tu línea de pensamiento; y te hará pensar en él como sino fuera bastante haberlo hecho ya durante 8-9 horas ese mismo día.

Dedicar tiempo offline te ayuda a mantener el estrés bajo control y a vivir el momento. Cuando estás disponible para tu trabajo 24/7 te expones a un bombardeo constante de estrés. Forzarte a estar offline y dejarte el móvil a un lado da a tu  mente el descanso que necesita.  Los estudios han demostrado que algo tan simple como desconectar del correo electrónico el fin de semana puede disminuir los niveles de estrés.

Si estás preocupado por las repercusiones negativas de dar este paso; prueba a hacerlo primero con pequeños lapsos de tiempo por ejemplo el domingo por la mañana. A medida que te sientas más cómodo con ello, y tus compañeros de trabajo entiendan que cierto tiempo lo pasarás offline, amplialo gradualmente.

Beneficios de practicar de la Meditación

Está demostrado que la practica de meditación, mejora la atención y concentración. El rendimiento personal y profesional, la convivencia con otras persona generando empatía, la inteligencia emocional y social.

Se ha demostrado que la Atención Plena, que es lo mismo que decir la escucha consciente de si mismo, aumenta la concentración, mejora el auto-control de las emociones, de los pensamientos y nuestra forma de actuar.

La práctica diaria de este método, cambia la estructura celular de nuestro cerebro, restableciendo la conexión entre los dos hemisferios del cerebro y equilibrándonos.

El ser conscientes de nuestro presente nos permite vivir en tiempo presente y modificar nuestra vida. Vivir en el pasado nos produce depresión y vivir en el futuro nos produce ansiedad.

Vivir nuestro presente es igual que saborear cada acción que hacemos. El olor del jabón, el placer de la ducha, el placer que nos produce el descanso, la relajación que nos produce la música, el piar de los pájaros, saborear la comida, la compañía de la familia o de los amigos, caminar en silencio observando la naturaleza.

La forma en que lo consigue es utilizando diariamente la concentración, la respiración, la consciencia corporal y la meditación activa y pasiva. Si tenéis la suerte de hacerlo con un profesional con mucha experiencia, mezclará otras terapias compatibles con ésta para acelerar el proceso.

También puedes Leer RELACIÓN DE DEPENDENCIA ENTRE LOS JÓVENES Y SUS MÓVILES

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.